Cambiar Aínsa insta a los ayuntamientos pirenáicos a que pidan explicaciones al Instituto Aragonés del Agua por el uso de los fondos del Plan Pirineos y del impuesto de contaminación de las aguas

logo-Cambiar-morado3 de noviembre de 2015.- El grupo municipal Cambiar Aínsa trabaja en una propuesta para tratar de conocer el uso de los fondos del canon de saneamiento y del impuesto de la contaminación de las aguas recaudados en el Ayuntamiento de Aínsa-Sobrarbe, con el objetivo de saber en qué se han invertido los fondos recaudados por el Instituto Aragonés del Agua en este municipio. En los últimos cinco años, el Consistorio altoaragonés ha aportado 377.000 euros en concepto de este canon, que han sido transferidos al Instituto Aragonés del Agua después de que en 2013 se hiciera efectiva la Orden de 22 de mayo de 2013, del Consejero de Presidencia y Justicia, por la que se dispone la publicación del convenio de colaboración entre el Gobierno de Aragón, el Ayuntamiento de Ainsa-Sobrarbe y el Ayuntamiento de Boltaña, para la delegación de determinadas competencias en materia de depuración de aguas residuales. El portavoz de Cambiar Aínsa, Urko del Campo, denuncia que “el convenio se firmó con el objetivo de la consecución de un programa de depuración de aguas que todavía no se ha llevado a cabo, por lo que todos los vecinos y vecinas del municipio pagan por un servicio que no les es prestado”.

A partir del próximo 1 de enero de 2016 entraría en vigor la Ley de Aguas y Ríos de Aragón, aunque tendrá que esperar al fallo del Tribunal Constitucional frente al recurso presentado por el ejecutivo del Gobierno Central a causa de varios artículos. Esta Ley habilita que sea el Instituto Aragonés del Agua el que recaude directamente este canon, actualmente conocido como Impuesto de Contaminación de las Aguas (ICA). Este impuesto será recaudado por una empresa privada, Servicios de Colaboración Integral, S.L., la cual gestionará la recaudación de estos fondos en todo Aragón, con un contrato adjudicado y valorado en más de 6 millones y medio de euros.

El Gobierno PP/PAR dejó licitado en abril este concurso y nos parece una nueva tomadura de pelo a los ciudadanos y un nuevo mal uso de fondos públicos que tampoco el Gobierno PSOE/CHA se ha dignado a paralizar o posponer, viendo que la Ley está suspendida cautelarmente. Sin duda, una oportunidad claramente perdida. Si tenemos en cuenta que la Diputación Provincial de Huesca presupuesta 2,4 millones de euros para la recaudación de todos los tributos de la provincia transferidos por los municipios, estos costes son escandalosos porque además actualmente se recaudan sin coste adicional y son transferidos directamente al Instituto Aragonés del Agua”, denuncia el portavoz municipal de Cambiar Aínsa, Urko del Campo.

Cambiar Aínsa propone así, instar al resto de Ayuntamientos sobrarbenses y del Pirineo a que pidan al IAA explicaciones sobre qué se ha hecho con el dinero que ya han transferido; qué se ha hecho con los más de 130 millones de euros transferidos desde Europa para el Plan Pirineos de depuración (que fue denunciado por la Red de Agua Pública de Aragón – RAPA –, que ya han pedido una auditoría del IAA), y que nadie sabe donde están excepto los responsables del Gobierno PP/PAR; y, sobre todo, “instar al Gobierno de Aragón a que se derogue el artículo 89.2 de la Ley de Aguas y Ríos de Aragón para que los Municipios sigan recaudando el canon y puedan disponer de esos fondos de manera autónoma para las inversiones en depuración y saneamiento, sin tener que depender del partido de turno en el poder”, señalan desde la agrupación.

Según la legislación europea, los países, regiones y municipios que no depuren serán sancionados a partir de 2016. “Estamos esperando a ver cómo se materializa este proceso, si recaerá en el IAA al tener las competencias o si recaerá en los municipios en el caso de que no las hayan cedido. Esta situación se da, en bastante medida, gracias a la no utilización de los fondos europeos en depuración y a la nula planificación en esta materia del anterior ejecutivo aragonés”, comentaba Del Campo, cuyo grupo sigue trabajando en una iniciativa para recuperar las competencias en materia de depuración.

El IAA ha invertido unos 590.000 euros en las obras de saneamiento de Gerbe y en la primera fase de Coscojuela, dentro del municipio de Aínsa Sobrarbe. Cambiar Aínsa calcula que, de seguir a este ritmo de transferencias, en 2018 se habrán amortizado las inversiones ya realizadas y a partir de ese momento los recursos quedarán para el IAA. “El problema es que una vez amortizada esa inversión por parte del IAA, no existe ninguna garantía de que el dinero recaudado vuelva en forma de inversiones para el territorio y quedará a plena disposición de los dirigentes del Instituto, a pesar de que es un dinero que es de todos los vecinos y vecinas del municipio”, recalca el portavoz.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *