Cambiar Huesca buscará apoyos en las instituciones para traer a Huesca el Legado Ramón y Cajal

La colección de objetos, actualmente en el Instituto Cajal de Madrid, se conserva en perfectas condiciones, pero lejos de la vista del público, esperando desde 1984 un espacio donde poder exponerlos con las condiciones que merece

Luis Arduña y José Ignacio Río durante la rueda de prensa
Luis Arduña y José Ignacio Río durante la rueda de prensa
Huesca, 26 de octubre de 2015.- Luis Arduña, concejal del Ayuntamiento de Huesca y diputado provincial de la Diputación Provincial de Huesca, y José Ignacio Río, concejal de La Sotonera y consejero de la Comarca de La Hoya de Huesca, han presentado esta mañana ante la prensa una propuesta que hace el grupo Cambiar Huesca de recuperación de una de las joyas de la historia de la ciencia. Se trata de solicitar el traslado definitivo a la capital oscense del legado de Santiago Ramón y Cajal, actualmente custodiado en las instalaciones del Instituto Cajal, dependiente del Centro Superior de Investigaciones Científicas, en Madrid. Esta iniciativa busca poder crear un museo sobre la vida y obra de Ramón y Cajal y exponer al público sus dibujos, los preparados histológicos, el instrumental y los diplomas y medallas del Premio Nobel y del Premio Helmholtz, así como diferentes enseres personales del científico, tal y como era la voluntad de sus descendientes. Asimismo, se buscaría crear, con la colaboración del Ayuntamiento de Ayerbe y del Centro de Interpretación Ramón y Cajal, un eje museístico y expositivo que reforzara ambas instituciones.

Actualmente, este legado se encuentra almacenado en una dependencia del Instituto Cajal, en perfectas condiciones de conservación, pero lejos de la vista del público. Desde 1984, los más de 30.000 objetos que conforman el legado, esperan el momento en el que alguna institución pública asuma la cesión de un espacio para crear el Museo Cajal y de la Escuela Histológica Española. Por diversos motivos, a pesar de que ha habido numerosos intentos por crear un espacio digno de la importancia de dicho legado, éste todavía sigue siendo accesible sólo para un puñado de investigadores. La importancia de esta herencia científica es de vital importancia, porque la obra de Ramón y Cajal es uno de los pilares sobre los que se sustenta la investigación científica moderna.

IMG_0802Cambiar Huesca está elaborando un listado de espacios donde se podría crear este museo, teniendo en cuenta que en el centro de la ciudad hay varios edificios que están actualmente en desuso y que podrían ser una excelente alternativa para crear este espacio museístico. Alrededor de este legado se pueden crear eventos científicos, tales como congresos, simposios, becas de investigación, tesis doctorales o reuniones científicas que podrían dar proyección internacional a Huesca dentro del panorama científico mundial. Precisamente, uno de los esfuerzos que está realizando el Instituto Cajal es el de conseguir que la UNESCO considere al legado como Patrimonio de la Humanidad, con lo que ello conlleva. Siguiendo esta línea de trabajo, también se estudia la posibilidad de crear un espacio físico y otro virtual donde se podrían consultar, en formato digital, todos los objetos que conforman el legado, para que pudieran ser accesibles al público en general desde cualquier rincón del planeta. Tal y como comentaba en la presentación de esta iniciativa José Ignacio Riu, “queremos que en Huesca se pueda mostrar a todo el mundo, escolares, estudiosos, científicos, todo su legado. Huesca puede convertir este legado en uno de los atractivos turísticos de la provincia”.

Luis Arduña, por su parte, afirmaba que nos encontramos en una situación que se viene arrastrando desde la propia época de Santiago Ramón y Cajal y que se va a impulsar desde las tres instituciones en las que Cambiar Huesca tiene representación (Diputación, Comarca y Ayuntamiento) a través de mociones y buscando el apoyo de los grupos políticos representados en las instituciones, para conseguir que este legado quede depositado en Huesca y sea expuesto al público y puesto en valor.

Para ello, se buscará la ayuda también de Ayerbe para poder caminar de la mano en este proyecto y, conjuntamente, se tendrá que trabajar con los actuales tenedores del legado, y convencerles de que Huesca, que es un lugar de vital importancia en el desarrollo académico e intelectual del que acabaría siendo el primer Premio Nobel español, es el lugar adecuado para poder exponer esta colección de objetos de importancia primordial dentro de la historia de la ciencia. Según Arduña “será difícil, porque la administración central, que no ha mostrado el mayor interés en el legado, probablemente, cuando planteemos la posibilidad de traerlo a Huesca, mostrará cierta reticencia de que salgan de Madrid determinados bienes, pero creo que con un proyecto serio, con una propuesta que satisfaga a todas las partes, puede ser más sencillo traer aquí el legado de Ramón y Cajal”. También expresó que si la propuesta se lleva conjuntamente desde todas las instituciones implicadas, es difícil que se nieguen a escuchar esta propuesta y que el legado podría encontrar, por fin, el lugar que se merece.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *