El Plan Local de Empleo incorpora 50 medidas de su diagnóstico de necesidades

Huesca, 23 de febrero de 2017

El Plan Local de Empleo de Huesca ha incorporado medio centenar de medidas que nacen del diagnóstico de necesidades elaborado por Cámara de Comercio. Una apuesta más del Área de Desarrollo municipal y su titular, Pilar Novales, que en su presentación pública puso de relieve la necesidad de trabajar en “red” con “las mejores garantías y estrategias” que este estudio ofrece a la capital oscense.

El Área de Desarrollo del Ayuntamiento de Huesca dió a conocer en una jornada abierta al público las conclusiones del estudio sobre la situación del empleo en la ciudad y las acciones a llevar a cabo en los próximos años. Un “Diagnóstico de situación y de necesidades respecto al empleo, la orientación sociolaboral, la formación para el empleo, el emprendimiento y la red empresarial en el municipio de Huesca”que se adjudicó a la Cámara de Comercio y que pretende guiar actuaciones futuras del Plan Local de Empleo.

“Es una reflexión muy importante sobre los sectores estratégicos que pueden ofrecer las mejores garantías en la creación de empleo en la ciudad de Huesca”, señaló la concejala de Desarrollo Local, Pilar Novales, quien también recordó que “es fundamental trabajar en red entre todos los entes implicados en la generación de empleo”.

Por su parte, Jorge Gómez, de Fundesa, resaltó que “las necesidades están vinculadas con un sistema de formación ágil, que es lo que demandan ahora mismo las empresas”y dejó patente que “este estudio es una radiografía general de Huesca donde destaca el liderazgo en el ámbito digital y los servicios a personas y empresas”.
Para la creación de este diagnóstico se realizaron tres análisis preliminares (mercado de trabajo, recursos de orientación sociolaboral y formación); cinco estudios de campo (700 entrevistas en profundidad a empresas, entidades de orientación, entidades de emprendimiento, entidades de formación y tercer sector), siete estudios de necesidades, que analizaban la información recabada en el trabajo de campo y los estudios preliminares en los ámbitos de trabajo del diagnóstico; y un informe de economía social.

Del trabajo de campo mediante entrevistas a empresas, se desprende que en un horizonte de tres años, el 60% de las empresas prevé aumentar su facturación, y el 47% de declara intención de contratar empleados (lo que sería un total de 612 empleados). Los tres grupos de ocupaciones más demandados por las empresas son profesionales vinculados a tecnologías de la información y la comunicación (TIC), empleados relacionados con el área comercial y ventas y trabajadores vinculados con la formación profesional, como serían los mecánicos y ajustadores de maquinaria, instaladores y montaje.

El 49% de las empresas entrevistadas manifestaron que han tenido o tienen dificultades para encontrar trabajadores con la formación adecuada, principalmente en la industria, la construcción y la hostelería, siendo las ocupaciones más citadas las de mecánicos (automoción, vehículos industriales, maquinaria) y fresadores, comerciales, camareros y personal de cocina, técnicos (electromecánico, ambiental, control de plagas…), dependientes, profesores, peluqueras, administrativos y carpinteros. Las causas alegadas son, principalmente, “cualificación insuficiente” y “mala preparación”.

Un 75% de las empresas entrevistadas realizan acciones de formación para sus empleados, mientras que un 15% no efectúan y el 10% restante no se pronunciaron. Respecto a la formación que las empresas consideran necesaria para mejorar la cualificación de sus actuales trabajadores y de los que puedan contratar, las empresas destacan atención al cliente, habilidades comerciales/técnicas de venta, escaparatismo, idiomas, gestión empresarial, habilidades TIC/Informática, redes sociales.

Asimismo, es destacable que el 60% de las empresas consultadas tiene más en consideración la actitud que la aptitud de la persona a la hora de elegir a un nuevo empleado, el 25% las tiene en cuenta igual, y solo el 14% del total concede más importancia a la aptitud.

El informe final del diagnóstico es un documento de 50 propuestas y 100 acciones en materia de coordinación, orientación, formación en competencias técnicas y transversales, adecuación de oferta formativa, acceso al empleo de personas en exclusión y personas con discapacidad, recualificación de mujeres, sectores emergentes y alternativas de emprendimiento.

Se han priorizado las propuestas en función de su impacto y viabilidad, y se han ordenado para su posible desarrollo temporal dentro del Plan Local de Empleo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *